Home » Pasión de guerrera: Memorias de la primera mujer electa presidenta de la Cámara de Representantes de Puerto Rico y máxima defensora de la Estadidad para la isla. by Zaida Hernández Torres
Pasión de guerrera: Memorias de la primera mujer electa presidenta de la Cámara de Representantes de Puerto Rico y máxima defensora de la Estadidad para la isla. Zaida Hernández Torres

Pasión de guerrera: Memorias de la primera mujer electa presidenta de la Cámara de Representantes de Puerto Rico y máxima defensora de la Estadidad para la isla.

Zaida Hernández Torres

Published August 23rd 2015
ISBN :
Kindle Edition
Enter the sum

 About the Book 

El discrimen contra los homosexuales es tan abominable como el discrimen por raza, color de piel y religión. Rechazo esa aberración desde lo más profundo de mi corazón de mujer cristiana. Soy dueña de mi ser y de mi conciencia, al igual que todos losMoreEl discrimen contra los homosexuales es tan abominable como el discrimen por raza, color de piel y religión. Rechazo esa aberración desde lo más profundo de mi corazón de mujer cristiana. Soy dueña de mi ser y de mi conciencia, al igual que todos los seres que me rodean.Es denigrante tener que incluir en un debate estrictamente de ideas, de gobernanza, de capacidad, con quien se comparte el amor de la vida, con quien se es feliz, si la felicidad es un regalo de Dios. ¿Quién en este mundo tiene licencia para obstruir ese don? Por eso nunca hablé de ese tema. ¡No me da la real gana! Soy yo y punto. Nadie tiene que escoger quién me hace feliz. Nadie tiene la fuerza moral para juzgarme. Los que me insultaron, que se miren al espejo. Yo puedo contemplarme todos los días y el cristal me devuelve la imagen de una mujer que ha sido feliz y que da felicidad- que ama y es amada. Una mujer a quien Papá Dios le ha concedido sus más grandes anhelos. Que nadie ose inmiscuirse ni en mi vida ni en la de mi pareja.A mí se me tiene que aceptar como soy- se me tiene que respetar por lo que soy, lo demás es lo demás. Tengo una familia que me ama, me respeta y se enorgullece de mí. Tengo los amigos más maravillosos. Eso es lo único que importa.¡Qué viva la igualdad entre los seres humanos, la diversidad y la tolerancia!—Hon. Zaida “Cucusa” Hernández Torres